domingo, 2 de marzo de 2014

Tu recuerdo...

  
Confieso que en mi noche de delirio 
mientras tu respiración desolaba en 
mi oído tus ansias, mis besos arropaban
 tus labios, mi cuerpo arropaba tu cuerpo
 y mis manos arropaban tu alma bajo 
el anochecer de nuestras sábanas 
mojadas...