viernes, 7 de marzo de 2014

Linares de la Sierra, Aracena- Huelva.

Linares de la Sierra es un municipio español de la provincia de Huelva, Andalucía. En el año 2010 contaba con 295 habitantes. Su extensión superficial es de 29 km² y tiene una densidad de 10,17 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 53' N, 6º 37' O. Se encuentra situada a una altitud de 505 metros y a 118 kilómetros de la capital de provincia, Huelva.


Del pueblo, cabe destacar sus calles empedradas, la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, el lavadero público y sus casas apiñadas. Está situada en plena Sierra.



Tiene una extensión de 27.9 km² y una población de algo más de 300 habitantes.




Cuaderno de Bitácora.



Marchamos de la céntrica Sevilla, sábado por la mañana en busca de aquello que tanto me gusta, la naturaleza, he de decir que desde que he vuelto a Andalucía cada fin de semana que puedo hago una escapada a esas tierras nuestras que tenemos ricas en tantas historias y leyendas.



Esta vez en la serranía de Aracena en un pueblecito llamado Linares de la Sierra. Nuestra llegada fue muy agradable una temperatura ideal para adentrarnos en los muchos senderos que parten de la misma población. Nuestra primera visión, esa hermosa iglesia del siglo XVIII, sus calles empedradas y en la puerta de cada casa encontrábamos unos mosaicos preciosos. 



Además en nuestro camino encontramos una fuente donde en su tiempo mujeres lavaban sus ropas, y una plaza de toro, también llamada plaza del pueblo que está habitada actualmente por los bares de toda la vida y que usan para festejos de la localidad.



En nuestras andanzas elegimos varios caminos, llamados Camino Minas de Fátima, Camino Rutas del Agua Corta del Riandero, caminos impresionantes de colorido de la serranía, a nuestro paso chocamos con una granja de cerditos y nos acompañaron unos mininos muy hambrientos que terminaron con nuestras patatas fritas, y ese solitario caballo blanco.


Toda una travesía que una vez más documento con todo aquello que pudo ver mis ojos y captar mi cámara que dejaron volar mi imaginación.