jueves, 9 de octubre de 2014

Abre tu cajita…

    Un día cuando somos consientes de lo que en nuestro corazón pesa, abrimos una cajita, para transportar cosas que en el rebosan, arrastrando con nosotros toda la vida, cosas dulces, sentimientos allegados, miradas, un baile, besos regalados, abrazos, abrazos al alma…

Esa cajita sabia que todos tenemos, que llevamos de un lado a otro sin dejar desaparecer por todo y cada uno de los recuerdos que ella conlleva, y que esos días de melancolías abres y salen todos a flor de piel.

Esas miradas de complicidad, esa mano que nos roza sintiendo cada estría de nuestra piel, aquella lagrima caer y esa gran sonrisa de felicidad.

Las historias no mueren, prevalecen en nuestras vidas. Vemos el tiempo pasar y no somos conscientes de lo que en la cajita solemos guardar, mil y una confesiones, muchas historias y una canción.


Abre tu cajita…