sábado, 17 de mayo de 2014

Cartas...




A veces siento que te alejas...
Aquí postrada en el gran ventanal, sólo veo aquel viejo sauce moverse allá dónde el viento lo lleva. Al final del camino aguarda donde tantas letras residen, un buzón viejo.
El que tantas lindas palabras recogía todos los meses a la llegada de tus pensamientos...

Confieso que aún aguardan en mi armario, y son muchas las veces que las huelo. 
Hoy hace un sol inmenso el lago aumentó sus aguas y lo patitos se pasean por su orilla para refrescarse.

A veces pienso que un día pudo ser, pero... ¿cuál es esa fuerza que impide que te sienta cerca?

Alimenta mis ganas cuando te imagino aquí sentada a la vera de mi butaca, mirando el horizonte que tanto nos gustaba.


A veces pienso que te alejas, que me quedé sola, aquí sentada, con ese miedo de no
volver a hacerte sentir, lo que un día nació en un lugar desconocido para las dos...

Cierro los ojos y te veo ahí.