miércoles, 10 de julio de 2013

Tú melodía es...

Es cierto que me evado de mundo reales, pero mantengo la serenidad.
Tú melodía eleva mis pensamientos y los lleva allá donde el infinito maestro rompe el horizonte.
Tú melodía, la que suena suavemente entre mares cuando surca mi alma que vaga allá donde el sonido de las olas ya no nacen.
El sonido de dos corazones que laten su palpitar solo en uno…
Llévame allá donde termina el sol, allá donde las nubes pierden su nombre, donde las gaviotas pierden su vuelo, donde el más grande velero pierde su mástil y desvela su nombre.
Tú melodía la que evade mi realidad manteniendo mi serenidad, elevas mis pensamientos atrayéndolos cada vez más cerca de la eternidad.
Siento como los sonidos más abstractos reflejan en mis ojos como me hace nacer y ser esa niña del ayer...
Tú melodía suena tras esa pared que altas torres un día construyeron semejantes nobles…
Tú melodía la que suena cada día allá a lo lejos obteniendo bellas sensaciones en rotos corazones
 
Tú melodía es…
Tú melodía…
Mi horizonte…