viernes, 19 de julio de 2013

Cayendo el sol...

Esta cayendo el sol y la tarde se hace fresca a quien la casa de la playa escribo en mi escritorio levantando mi mirada al horizonte mirando tras la ventana, mi inspiración roza el limite que me lleva a ti a ese olor, tu piel. Suspiro y levanto de la silla acercándome al porche apoyándome en su baranda de madera picada por su salitre y respiro profundamente sintiendo una presencia tras de mi, de pronto noto como el calor esta cada vez más cerca de mi y todo se vuelve oscuro, sigo oliendo el mar escuchando la marea, y sintiendo tus manos en mis ojos. Cada vez más cerca, el calor de tu cuerpo estremeciéndome mi cuerpo, impulsa mi figura frente a ti y con los ojos cerrados mojas el perfil de mis labios con los tuyos hasta dar un vuelco a mi corazón, haciéndome tuya...
Susurro a tu oído, despojando tu blusa arqueando tu cintura, besando tu cuello, apartando tu pelo, acaricio tu cara con las yemas de mis dedos y poco a poco llego acariciar tus senos, cierra los ojos y muerdes tus labios desatas tu cuerpo y el mío
unidos en un solo cordón rebosante de pasión...